Es probable que más de una vez hayas mandado esa imagen a la persona que te gusta, que te atrae, que es el centro de tus pensamientos, y de la que estas pendientes de